Olga Arriero, se lleva a toda la familia en Australia

Llegamos a Australia el día 26 de enero, los cuatro. Mi marido y mis dos hijas, de 10 y 14 años. Tal y cómo estaba la situación es España habíamos decidido darnos una nueva oportunidad profesional.

Sería bueno para nosotros y nuestro inglés y si conseguíamos quedarnos unos años nuestras hijas serían bilingües. No era fácil, Australia es un país muy serio y aquí no se puede estar sin visado, aunque sea de estudiante, y sin visado no se trabaja.

Nosotros apostamos todo. Queríamos un visado de master para mí que permitiera a mi marido trabajar full time. Yo, como estudiante podía trabajar 20 horas.

Pedimos una ampliación de hipoteca y pagamos un curso de inglés para alcanzar el nivel de inglés que me requiere la Universidad (este curso me permite pasar directamente a la Uni, cuando me gradue, y sin necesidad de aprobar el IELTS Académico, nos lo recomendó Information Planet). También tuvimos que pagar el primer semestre de un master en la Uni. Nos quedamos con el presupuesto para vivir 6 meses aquí si las cosas no se daban bien.

 

Pero como digo, llegamos el día 26 de enero, Día de Australia, lo que ya era una buena señal y efectivamente Australia nos recibió con los brazos abiertos. A los 15 días de llegar, Antonio (mi marido) fue esponsorizado por una compañía de ingeniería australiana.

Una gran suerte, gracias a unos amigos. Increible, esponsorizado y trabajando en un puesto cualificado, aunque no de lo suyo (él se dedica a la construcción). Estamos muy, muy contentos. Nuestras hijas, después de 4 meses, hablan muy bien inglés. Están en un curso intensivo de inglés para pasar al año que viene al cole normal. Pero venían con poco nivel y tenéis que verlas hoy.

Australia es un país de oportunidades. Sólo hace falta un visado y saber inglés con un buen nivel para poder trabajar. Os deseo mucha suerte a todos en vuestra aventura!

 

¡Contáctanos!

 

 

¡Prepara ya tu propia aventura!



© 2015 Information Planet